De Vargas cree que imputación jugará en su contra

Notas
Tipografía

El exfiscal y exministro de la Senad es uno de los postulantes al cargo de Fiscal General del Estado.


El exministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Francisco De Vargas, cree que el proceso abierto en su contra por la compra de equipos de escucha podría truncar sus intenciones de llegar a la Fiscalía General del Estado.

De Vargas expresó que la imputación en su contra por lesión de confianza pesará negativamente al momento de la preselección de los candidatos para integrar la terna de la cual será elegido el nuevo Fiscal General del Estado.

Esto, acotó, ocasionará un daño irreparable en su carrera, teniendo en cuenta que él está seguro de que será desvinculado definitivamente del proceso en noviembre, fecha en que vence el plazo para que el Ministerio Público presente requerimiento conclusivo. 

LA CAUSA. El proceso que enfrenta el exfiscal antidrogas tiene que ver con la compra supuestamente irregular de dos equipos de escuchas telefónicas para la Senad. En el 2012, De Vargas, siendo titular de esta institución, desembolsó G 9 406 millones por el denominado “sistema de rastreo sensitivo móvil”, operación que para la Fiscalía fue innecesaria, ya que el equipo ni se habría utilizado.

La segunda compra de los llamados “equipos tácticos de comunicación” fue realizada por el entonces ministro Luis Rojas, por los que pagó G 1 250 millones.

Para ambas operaciones se recurrió a la firma Televox SRL, creada solamente para consumar estas transacciones con la Senad, según la imputación. El Ministerio de Hacienda y la Dirección de Aduanas informaron que la empresa solamente realizó las dos operaciones, y luego ya no reportó movimiento.

El total pagado por la Senad fue de unos USD 2 500 000.