Piden sobreseer por ahora a De Vargas y a Rojas

Los exministros Luis Rojas y Francisco De Vargas tienen pedido de sobreseimiento provisional.

Sucesos
Tipografía

Once personas fueron imputadas por la compra supuestamente irregular de equipos de escucha telefónica para la Senad.


El fiscal interino Luis Piñánez pidió ayer el sobreseimiento provisional de los exministros del Interior y de la Senad, Francisco De Vargas y Luis Rojas, respectivamente, así como de otras nueve personas procesadas por la compra supuestamente sobrefacturada de dos equipos de escucha telefónica para la Secretaría Nacional Antidrogas.

Piñánez explicó que el lunes de esta semana fue recusado nuevamente el fiscal Martín Cabrera, por lo que lo designaron a él para interinarlo y como ayer vencía el plazo y al no tener el conocimiento de la causa en profundidad, requirió la desvinculación provisoria de los once imputados.

Mencionó que aún está pendiente la incorporación de ciertas pruebas como una pericia caligráfica de las facturas de compra cuestionadas, una pericia técnica para determinar si en el momento de la adquisición de los equipos estos funcionaban y qué finalidad cumplían.

Asimismo, una pericia contable que determine el valor real de los equipos en el mercado y, por último, solicitó a la Dirección Nacional de Aduanas la realización de un sumario administrativo para determinar si esos aparatos ingresaron al país de manera legal.

Nicasio Bóveda y Alfredo Bóveda, directivos de Televox SRL, empresa que vendió los equipos de escuchas telefónicas, están procesados por contrabando y producción de documentos no auténticos, en tanto que la contadora de la firma, Silvia Jara, solo por este último delito.

Los exfuncionarios de la Senad imputados por lesión de confianza, en carácter de cómplices son Alberto Ferreira (exencargado de la Unidad Operativa de Contrataciones), Jessica Reyes (exasesora Jurídica de la Dirección Administrativa y Financiera), Antonio Pereira (exdirector Administrativo), Silvio Amarilla (agente especial y exdirector de Inteligencia), Hugo Daniel González (excoordinador del Departamento de la U.O.C.) y Javier Benítez (exdirector del Departamento Administrativo).

LA CAUSA. El proceso tiene que ver con la compra supuestamente irregular de dos equipos de escucha telefónica para la Senad. En el 2012, De Vargas, siendo titular de esta institución, desembolsó G 9 406 millones por el denominado “sistema de rastreo sensitivo móvil”, operación que para la Fiscalía fue innecesaria, ya que el equipo ni se habría utilizado.

La segunda compra del llamado “equipo táctico de comunicación” fue realizada por el entonces ministro Luis Rojas, por el que pagó G 1 250 millones.

Para ambas operaciones se recurrió a la firma Televox SRL, creada solamente para consumar estas transacciones con la Senad, según la imputación. El Ministerio de Hacienda y la Dirección de Aduanas informaron que Televox solamente realizó las dos operaciones y luego ya no reportó movimiento.

El total pagado por la Senad fue de unos USD 2 500 000.

GRUPO DE WHATSAPP. El fiscal Luis Piñánez mencionó que desde el momento en que lo designaron en esta causa dejó de pertenecer a un grupo de Whatsapp integrado por fiscales y exfiscales, debido a que Francisco De Vargas es parte de él. Acotó que el hecho de que el imputado y él hayan sido integrantes de ese grupo no es un motivo para que se aparte del caso. 


anunciante
anunciante
anunciante
anunciante
Milner Núñez (Noticias)
anunciante
anunciante