Dos condenados por venta de notas en Derecho UCA

Fachada de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA.

Tribunales
Tipografía

En la causa obtuvieron salidas procesales 36 personas, mientras que cuatro aún tienen pendiente su preliminar.


Eduardo Ariel Barrios y Claudio Ramón Aponte Steiner, empleados de la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Asunción (UCA), fueron condenados este martes en un procedimiento abreviado a dos años de cárcel, pero con suspensión a prueba de la ejecución de la pena.

Estos fueron acusados por producción de documentos no auténticos y alteración de datos relevantes para la prueba en el caso de la compraventa de notas de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la UCA.

La audiencia preliminar se llevó a cabo hoy ante el juez penal de Garantías, Paublino Escobar. Las defensas hicieron el planteamiento de esta salida procesal y la fiscala Teresa Sosa, así como los representantes de la querella adhesiva se allanaron.

Durante esos dos años, cada uno de los condenados debe donar G 200 000 cada mes a la Fundación San Rafael del padre Aldo Trento. Además, tienen prohibición de salir del país y de cambiar de domicilio sin la autorización del Juzgado de Ejecución, también deben comparecer a tribunales todos los meses.

SUSPENSIÓN CONDICIONAL. Ayer se realizó la preliminar de la exalumna Antonella Sandoval Reinau. El juez Escobar le otorgó la suspensión condicional del procedimiento por dos años a pedido de la Fiscalía, luego de que la joven admitió haber comprado las notas. La querella se allanó.

SE SUSPENDIÓ PARA DOS. Esta mañana también debían asistir a la audiencia otros dos acusados, el empleado de la Facultad de Derecho, Víctor David Oviedo, y el estudiante expulsado, Leonard Chung Wang, solicitaron la suspensión.

En el caso de Oviedo, su defensora, la abogada Graciela Moreno, el pasado 3 de julio ya solicitó la suspensión, debido a que el 24 de junio viajó a Barcelona, España, para participar del egreso de su hija y regresaría recién el 11 de julio, es decir, hoy. Como respuesta a su pedido, el juez acotó que la audiencia preliminar resolvería su petición.

RECUSACIÓN. Es así que la abogada se presentó hoy con su defendido y recusó al juez Paublino Escobar porque este siente odio y resentimiento hacia ella, según argumentó. El magistrado solicitará al Tribunal de Apelación que rechace la recusación. 

Si segunda instancia no resuelve pronto la recusación, la preliminar fijada para el 13 de julio, a las 7:45, para la exalumna María Belén Whittingslow Castañe, se suspenderá.

LA CAUSA. Según la acusación, los empleados, que cumplían funciones en la secretaría de la facultad, se contactaban con los estudiantes a fin de ofrecerles modificar sus notas a cambio de una suma de dinero.

Aquellos que aceptaban pagaban los aranceles de la materia correspondiente para aparecer en la lista y luego se ausentaban el día del examen para que los empleados modificaran el acta.

La auditoría ordenada por las autoridades de la facultad comprobó que el “récord” de compra de notas lo llevaba el exestudiante Leonard Chung Wang, quien adquirió 39 notas diferentes en total, entre el 2008 y 2013.

SALIDAS PROCESALES. Esta causa inició en el 2014 con el juez José Delmás, quien a lo largo del proceso llegó a realizar la preliminar para 36 encausados. Es así que algunos fueron beneficiados con el criterio de oportunidad y otros obtuvieron la suspensión condicional del procedimiento, entre ellos, la concejala de Luque e hija del diputado liberal Celso Maldonado, María Belén Maldonado Silva.

Posteriormente, el magistrado se inhibió de la causa y fue sorteado como nuevo juez Paublino Escobar. Sin embargo, este también se inhibió; fue sorteado entonces su colega Gustavo Amarilla, quien impugnó la inhibición de este último y, finalmente, se hizo lugar a la impugnación.

anunciante
anunciante
anunciante
anunciante
Milner Núñez (Noticias)
anunciante
anunciante