Piden tres años y medio por acopio de desechos nocivos

Hace casi 20 años que Rubén Figueredo recolecta los desechos | Foto vía @annysferre

Tribunales
Tipografía

El acusado llegó a juntar 140 toneladas de desechos distribuidas en 300 contenedores, ubicados en Itá Enramada.


Tres años y seis meses de pena solicitó hoy el fiscal Jalil Rachid para Rubén Figueredo, quien enfrenta juicio por acopiar pilas y otro tipo de desechos nocivos sin las condiciones adecuadas, que totalizaron 140 toneladas, distribuidas en 300 contenedores, en la zona de Itá Enramada.

La defensa, por su parte, pidió la absolución del hombre acusado por procesamiento ilícito de desechos y violación de la Ley 716/16 de delitos contra el medio ambiente.

El representante del Ministerio Público pidió esa pena teniendo en cuenta el concurso de hechos punibles.

El Tribunal de Sentencia integrado con los jueces Arnaldo Fleitas, Elsa García y Víctor Medina convocó a las partes para este viernes 20 de octubre, a las 7:30, para dar a conocer la sentencia.
De acuerdo con la acusación, Figueredo tiene una fundación que empezó recolectando pilas, luego se extendió a desechos patológicos, jeringas, baterías, electrodomésticos y otro tipo de desechos nocivos para el medio ambiente y la salud humana, sin contar con las condiciones adecuadas para su conservación.

Estos eran apilados en una propiedad ubicada a una distancia de 50 metros del río Paraguay, en la zona de Itá Enramada, Asunción.

El fiscal explicó que el hecho de que él tenga una fundación no le habilita a hacer lo que a él le parezca, pues hay organismos de aplicación, como la SEAM y el Ministerio de Salud, que regulan este tipo de actividades. Especificó que no tenía licencia de impacto ambiental.

Por su parte, el acusado mencionó que hace casi 20 años inició con campaña de concienciación y educación. Acotó que era la ciudadanía la que le llevaba los desechos y él los acopiaba. Así llegó a juntar más de 140 toneladas distribuidas en 300 contenedores.

“No tiene sentido este causa, porque ayer nomás el Ministerio Público (Blas Imas y Luis Casaccia) nos apoyaba y hoy nos acusa. Es una traición”, afirmó.

El propio acusado reconoció que la forma en que eran almacenados los desechos no era la adecuada, pero que se llegó a eso a causa de la desidia de la municipalidad, ya que él solo se dedicaba a recolectar.

Por último, mencionó que la mitad de los desechos sigue en el mismo lugar y la otra parte se llevó a Villa Hayes.

anunciante
anunciante
anunciante
anunciante
Milner Núñez (Noticias)
anunciante
anunciante